Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

 

IGUALDAD, DERECHOS Y DEMAGOGIA

 

23 de Agosto de 2016

 

Hace ya unos años, cuando llego al Gobierno de España Zapatero, empezó a estilarse un nuevo estilo de hacer política social, una nueva formar de llamar a las cosas, una perversión de las palabras, un estilo que lleva a la confusión absoluta.

 

El Papa emérito Benedicto XVI matizo desde el comienzo de su pontificado, que el gran peligro de la nuestro mundo actual es el relativismo moral, es decir, que la sociedad y los poderes del momento decidan qué es lo bueno y que es lo malo, que es lo que está bien y está mal, algo realmente peligroso porque es una forma y una manera de jugar a ser dios, a ser un manipulador de conciencias, como si el mal y el ben fuera una opción del hombre que elige en cada momento.

 

El relativismo no niega la religión, ni siquiera a Dios, lo que hace es apartar, marginar o perseguir cuando algún estamento le parece peligroso. ¿Debe la Iglesia ceder en su doctrina, en su moral y en sus principios ante la presión de los poderes actuales? ¿O debe seguir manifestando una verdad que es única que está inscrita a fuego en nuestros corazones por ser Hijos de Dios? Ser creyente no es solo decir si creo, o cambiar las leyes divinas cuando no se adapta a la forma de vida actual, como se dice de manera coloquial, poner una vela a Dios y otra al diablo, son esas frases tan socorridas de aquellos que se consideran católicos o cristianos no practicantes, o los que afirman con orgullo que tienen más fe que nadie, que lo que no creen es en la Iglesia o en los curas. Eso es una forma de engañarse uno así mismo, porque es cómodo sentirse creyente pero sin ningún tipo de compromiso por cumplir nada ni esforzarse, y a su vez criticar a los que sí que lo hacen con más o menor acierto.

 

La cultura de la demagogia que llama al aborto, interrupción voluntaria del embarazo, que disfraza de derechos de la mujer eliminando los del no nato. Llamar muerte digna a la eutanasia, son formas de acallar conciencias.

 

Desvirtuar el valor de la familia disfrazado de derechos, ¿desde cuándo defender el valor de la familia es incitación al odio? Pues bien todas las voces de la Iglesia que hablan del valor de la familia cristiana se les considera retrógrados, trasnochados, y salen voces de ciertos sectores sociales y de la Iglesia liberal que se ponen del lado de los lobbies y de la demagogia. Se les acusa de machista y feministas porque no se adapta al nuevo pensamiento.

 

Manifestarse cristiano a favor de unos valores no significa estar en contra de nadie, ni perseguir, ni incitar al odio, Jesús vino al mundo para instaurar la verdad plena, una verdad que está a su vez llena de misericordia y perdón.

 

Javier Abad Chismol

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol