Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

ACOSO Y ALARMA SOCIAL

2006

 

 

     Las últimas informaciones que hemos recibido en los medios de comunicación, han creado en cierto modo una alarma social en lo que respecta al ambiente en las aulas. Todos deberíamos hacer una reflexión al respecto, por un lado, para caer en la cuenta de que efectivamente es una realidad y por lo tanto un problema a tener en  cuenta, y por otro no dejarnos llevar por un alarmismo social que puede ser perjudicial para el buen funcionamiento de los centros educativos.

    El Consejo Escolar Valenciano realizó recientemente una declaración que nos invitaba a la serenidad y a la reflexión sobre el tema del acoso escolar y la violencia en las aulas. Tendríamos que ver hasta que punto esto se está generalizando y analizar los casos concretos, para ello es fundamental tener protocolos de detección que ayuden a identificar los casos reales, los que son verdaderamente ciertos y graves, para así poner las medidas oportunas a cada situación.

    Es cierto, que ha estallado una alarma social, las familias están preocupadas ante este problema. Pero creo que sería muy interesante que fuéramos a la raíz del conflicto. La violencia, la mala educación, la falta de unos valores ordenados, perjudican a toda la comunidad. No podemos tratar el tema de la violencia en las aulas como algo aislado, lo que se detecta en los centros educativos es una consecuencia de un clima social bastante generalizado.

     ¿Qué ejemplo de educación da nuestra sociedad adulta? No podemos decir que se sea un alarde de virtud y de buenos modales para nuestros jóvenes. Los medios de comunicación, fundamentalmente la televisión y ciertos programas hacen que el respeto, la libertad y la educación brillen por su ausencia, escuchamos; insultos, mentiras y demás actitudes que contribuyen e incitan a ciertas reacciones. A esto tenemos que calcular el tiempo que  pasan los niños viendo la televisión. Es la comunicación basada en el “todo vale” con tal de entretener y crear audiencia, es la falta de ética en la comunicación. Es la familia la que debe controlar el contenido de los programas que se ven.

    Actitudes como la de Martorell en el mitin del Partido Popular, en donde se puede insultar, agredir, coaccionar. Ciertos ejemplos de la comunidad política hacen que la escuela de la vida les lleve a la conclusión de que todo sirve para conseguir lo que yo quiero. Cuando se tenga algún conflicto con un profesor o con un compañero, no se tardará en emplear los nuevos comportamientos aprendidos.

    A todo ello a que matizar que el principal educador antes que la escuela es la familia, el centro educativo no es el único responsable en la superación de los problemas sociales que acaban degenerando en violencia, educar es una tarea de todos.

    No se puede decir que toda la culpa es de los centros educativos, los padres juegan un papel muy importante. En muchas ocasiones los padres defienden a sus hijos ante actitudes violentas e incorrectas de estos, al maestro no se le da ningún valor. El docente se ve muchas veces impotente ante el comportamiento de algunos alumnos que se han convertido en verdaderos tiranos ante la supervisión de los padres.

    Debe ser una tarea conjunta: del profesorado, de la familia, de la sociedad y de la administración. Fomentando políticas educativas que favorezcan una convivencia sana, rechazando todo tipo de violencia o discriminación. Es vital está conjunción de la familia y el centro educativo, para así poder educar en libertad, responsabilidad y respeto.

     No podemos olvidar que el acoso escolar no es algo aislado, es la consecuencia de una suma de actitudes y comportamientos sociales. Cuando llega a las aulas es que algo no se está haciendo bien y cada uno tendrá que depurar responsabilidades porque es una tarea de todos crear un clima de tolerancia y de respeto en nuestra sociedad.

 

JAVIER ABAD CHISMOL

     

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol