Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

 

EN APOYO DE SANTIAGO MARTÍN

“CUANDO LA VERDAD NO LA QUEREMOS ESCUCHAR”

 

28 de agosto de 2017

 

Desde estas líneas quiero manifestar mi apoyo al sacerdote Santiago Martín por sus palabras a favor de la verdad, y por su discurso valiente y coherente en decir lo que muchos pensamos pero que en ocasiones no nos atrevemos a decir, porque se nos dice que no es políticamente correcto, o por la afirmación de que desde el pulpito, o la Iglesia o los curas no deben hablar de política social.

 

La justicia, la solidaridad, la verdad, las leyes, eso es sociedad, eso es implicación social, ¿puede la doctrina encerrarse en la sacristía? Recuerdo que la homilía es llevar la palabra de Dios a los quehaceres de cada día, a la interpretación del Evangelio a nuestros días para tener un criterio de actuación propio del cristiano.

 

Cuando el cristianismo es coherente y verdadero este denuncia, y no se dedica a mirar a otro lado, de lo contrario caería en un fariseísmo, es decir lo que el poder mediático quiere oír sin escuchar la verdad, por este motivo Jesús en el Evangelio iba tan en contra de la hipocresía, y del acomodamiento religioso, debemos manifestar la verdad, aunque moleste e inquiete, eso fue lo que hizo Jesús, y no olvidemos que por eso lo mataron, hoy también se haría lo mismo, porque sus palabras denuncian a un mundo que se aleja de Dios, de la verdad y toma un rumbo ciertamente perverso.

 

Y este apoyo por hablar claro a Santiago Martín, ese manifestar una inquietud por que los intereses políticos al independentismo, esa falta de comunicación de los cuerpos de seguridad, ese abanderar la independencia, pasar por encima de la seguridad, claro que es cuestionable. Ante las palabras de este sacerdote, gran comunicador de medios de comunicación al servicio de la verdad, incomodó a la izquierda más rancia, “que se calle”, pero para mí lo más triste no es el rechazo de quien se siente denunciado sino cuando el Arzobispo de Madrid Carlos Osoro, tardó muy pocas horas en desmarcarse de su sacerdote, para decir que no estaba de acuerdo, afirmando que, “los únicos culpables eran los terroristas”, olvidando que también aquellos que no han hecho lo suficiente en medios o en comunicación para intentar evitarlo también lo son.

 

Pero lo peor es dejar a un sacerdote a los pies de los caballos, ¿Quién defiende a los sacerdotes? Al final existe una mordaza por parte de cierta autoridad que quiere estar a buenas con los más “progues”, aunque tenga que sacrificar a uno de los suyos, ¿Es eso Iglesia? Con mi mayor respeto creo que no es la forma.

 

Es algo parecido a lo ocurrido en Barcelona con el Padre Custodio Ballester que ha sido apartado de su parroquia por la presión mediática ante la defensa de la unidad de España en Cataluña, se le ha mandado callar, ante algo que pensamos muchos pero que queda vetado a la Iglesia, y cuya curia no quiere entrar, porque quiere no tener problemas con el proceso independentista, algo que ha llevado al Arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha llegar a un acuerdo con el sacerdote para trasladarlo.

 

¿Es la forma de defender la verdad callándose? No quiero ni contestar, pero parece que tenemos que callar ante la unidad de España, ante la izquierda radical de Podemos, y el avance del fundamentalismo en nuestro País dispuesto a conquistar a precio de sangre.

 

Javier Abad Chismol

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol