Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

INTOLERANCIA Y FALTA DE ACUERDOS

 

29 de Mayo de 2016

 

Cuando en la sociedad se propaga el pensamiento único es cuando empezamos a ser intolerantes y entonces no somos capaces de llegar a acuerdos. Todas aquellas personas que se dedican a la vida pública y la política tienen que ser muy conscientes de que hay otras personas que no piensan igual.

 

De esta manera rompiendo el pensamiento único, es decir, aquel que desprecia a los que no piensan igual, podemos empezar a trazar puentes, ¿voy a tener la única posesión de la verdad? Es evidente, que cuando uno tiene elaborado un pensamiento es porque ha llegado hasta esa conclusión y se inclina hacia una ideología y es porque ha escogido entre diferentes posibilidades.

 

La imposición de ideología es propia de las dictaduras, y muchos no toleran la expresión de ideas que no vayan acordes con su verdad. Eso es lo que estamos viviendo en España donde hay políticos que no están dispuestos a llegar a ningún tipo de acuerdo, porque desprecian a su contrario, y esa negativa lleva a la paralización y a un perjuicio social. En España llevamos ya muchos meses sin Gobierno y no parece que las próximas elecciones puedan hacer cambiar mucho el panorama. Ha entrado un especie de fiebre renovada que nos lleva a pensar que puede haber una especie de súper hombres que van a ser intachables y con una ética exquisita, algo que se va descubriendo al final que son todos igual.

 

Parece que no es un problema de color político, más bien es una cuestión de principios y de valores, o de preferencia en el tipo de actitudes. Las nuevas caras surgen del antisistema y la lucha social, y resulta que su forma de actuar deja bastante que desear, no olvidemos los escraches, los acosos y el incumplimiento de la Ley, y que estos colectivos ahora nos gobiernan en muchos lugares.

 

Habría que preguntarse qué normas se pueden saltar, las suyas o la de los otros, y si tenemos que pensar todos igual, si la Ley de los otros se salta pero las nuevas creadas por ellos no.

 

Lo que esperamos es que esa extraña regeneración no sea un tópico o una utopía, y que luego lamentemos que la falta de acuerdos sea por el poder y el reparto de sillones, que piensan más en el bien general social que en los guetos ideológicos.

 

Javier Abad Chismol

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol