Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

LA MALA EDUCACIÓN


14 de marzo de 2015


Creo que por poco que observemos nos daremos cuenta que nuestra sociedad está enferma, que nuestro moderno mundo basado en lo que llamamos el bien estar hace aguas por todas partes.


Lo que más me llama la atención es como las personas nos hemos perdido el respeto, de cómo los valores humanos se han desvirtuado y se han convertido en el egoísmo más absoluto que a su vez se convierte en mala educación porque no respetamos al otro.


Solo tenemos que observar pequeños detalles cotidianos para darnos cuenta que nuestra sociedad está mal, y es que ya no sabemos convivir, o vivir en sociedad respetando a los demás.


Ciclistas que van por encima de la acera, sin respetar a los peatones, increpando además si alguno les dice algo, conducción agresiva de los vehículos, abuso de drogas, exceso de velocidad, actitudes temerarias para grabarlas en móvil y que luego las vea todo el mundo en internet.


Saltarse las normas sin más rebeldía que el hacerlo, y increpando a todos aquel que me diga algo, es pervertir la escala de valores de lo que es bueno y de lo que es malo, es el relativismo moral, que me permite hacer lo que quiera sin importarme el otro. Recuerda a la rebeldía del 15 M o a movimientos políticos como Podemos, o la Plataforma anti desahucios, que permitía saltarse las normas de juego, por encima de la Constitución, de lo firmado o de lo acordado, criminalizando así al Estado y dando por lo tanto potestad para hacer lo que uno quiera cuando quiera.


Una mala educación que empieza en la escuela, cuando muchos padres no consienten que se les corrija a sus hijos, y si se hace se enfrentan con los profesores o con los centros, algo que los menores detectan y que les puede convertir en verdaderos tiranos.


Y qué decir de la televisión con programas sensacionalistas donde se potencia, la mentira, la infidelidad y el todo por la audiencia, tal como vemos en los programas como Gran Hermano en sus diferentes modalidades, los Sálvame y sus derivados varios, creando modelos sociales basados en lo peor de las personas, haciendo héroes a personas sin ningún mérito, y además invitando a actitudes destructivas hacia nuestra sociedad.


Javier Abad Chismol

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol