Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

¡NO A LA BLASFEMIA!

 

18 de Febrero de 2016

 

El Padre Nuestro blasfemo respaldado por Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, nos plantea donde están los límites de la libertad de expresión y del respeto. Para muchos la blasfemia no existe, es expresión y nada más, es un sentimiento que debe ser liberado.

 

Me pregunto, ¿cuando alguien hace este tipo de escritos o de gestos si realmente hay inocencia en lo que se hace, o si hay inconsciencia?, creo que lo realmente hay es un resentimiento personal y una gran dosis de odio que ha buscado su válvula de escape a través de estas actitudes ofensivas.

 

Rita Maestre, declara ahora que ir con el torso desnudo de una mujer en una capilla no es ofensivo, pero es evidente que la intención era hacer daño y provocar el escándalo, y lo hacen tocando aquello que más duele al creyente, el católico. Recordemos también cuando un supuesto artista se dedico a profanar formas consagradas en distintas iglesias para luego utilizarlas para realizar dibujos de insultos a la Iglesia.

 

Es evidente, que para muchos no es más que una manera de expresarse, de que están en contra de la Iglesia y que no respetan, es cierto también que incluso algunos obispos, como es el caso del Arzobispo de Madrid, don Carlos Osoro, exculpa y no le parece tan grave el asalto a la Complutense, me imagino que está actitud será por mantener buenas relaciones con el Ayuntamiento de Madrid, pero aún así creo que la blasfemia no puede ser exculpada, no olvidemos la frases que se pronunciaron en la capilla, el fiscal asegura en el juicio contra la acusada, Rita Maestre, que junto con otras mujeres que no han sido identificadas, se desnudaron de cintura para arriba. A continuación, siguiendo con esta versión, abandonaron la capilla gritando las siguientes frases: "Vamos a quemar la Conferencia Episcopal", "El Papa no nos deja comernos las almejas", "Menos rosarios y más bolas chinas", "Contra el Vaticano, poder clitoriano", "Arderéis como en el 36" y "Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios".

 

Creo que hay una gran dosis de cobardía por todas aquellas personas que ofenden e insultan a los católicos porque lo hacen en aquello que más ofende, la Eucaristía, las Iglesias y la oración del Padre Nuestro, se puede resultar un tópico afirmarlo, pero al Islam no se atreverían, pero para los blasfemos mal educados el católico tiene que oír, ver y callar, y se dice algo, te responden con frases del Evangelio sacadas de contexto, como poner la otra mejilla, la humillación y el perdón.

 

Debemos ir en contra de la Blasfemia, y exigir respeto a los sentimientos religiosos.

 

Javier Abad Chismol

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol