Página creada en Octubre  del 2010

Contacto

 

Correo electrónico: javierchismol@gmail.com


Javier Abad Chismol

LIBROS

PUBLICADOS

 

artículos publicados antes de la creación de esta web

PORTAVOCES Y PORTAVOZAS

 

9 de febrero de 2018

 

Los de Podemos se van superando, quieren llamar la atención de una manera o de otra, y tienen una clara fijación entre lo masculino y lo femenino, hasta tal punto que no les importa sugerir a la RAE (Real Academia de la Lengua) que esto tiene que cambiar porque el lenguaje margina según Podemos a la mujer.

 

La afirmación de Irene Montero al hablar de portavoces y “portavozas” nos recuerda también a aquella ya famosa palabra de miembros y “miembras”  de Bibiana Aido, que tanto dio que hablar en su momento, Irene Montero quiso imponer su razón, aunque sea a pesar de pervertir la lengua y su significado, cayendo en una absurda y ridícula demagogia.

 

Todo ello es fruto de una no aceptación hombre o mujer, con una claro problema de género, como si fuera más progresista quitar toda aquella vocal que tenga que ver con lo masculino, es de alguna manera feminizar el lenguaje, algo que francamente parece grotesco.

Podemos y PSOE compiten para ver quien defiende más a la mujer, y eso es positivo, a lo mejor la forma de hacerlo no creo que sea la más acertada, Podemos ve al hombre como un enemigo patriarcal contra la mujer, cosa que solo es cierto, si el hombre es un machista y un maleducado lo es en cuanto persona no por su condición de hombre, el hombre en si no es contrario a la mujer, ni es su enemigo, es un problema de principios y de valores. El hombre y la mujer son iguales en derechos, diferentes y complementarios en su condición, ninguno debe estar por encima del otro, porque ambos son personas en su totalidad, y por lo tanto iguales.

 

Pedro Sánchez también se empeña en la paridad, en que prive el sexo por encima de la valía laboral o personal, ahora no le parece bien que el ministro de Guindos sea el candidato para la Vicepresidencia del Banco Central Europeo, y su argumento mayor para estar en contra es que sea una mujer.

 

Las personas deben acceder a los puestos por su profesionalidad, por su preparación para un trabajo concreto, si se hace solo por ser mujer también es discriminación, ya vivimos experiencias en la época de Zapatero de poner ministras sin ninguna preparación, simplemente por ser mujer, y eso si que me parece sexista, se cae en lo mismo que se critica en el machismo.

 

La “portavoza” de Podemos consiguió llamar la atención y desviarse de los temas, y es que este es un recurso socorrido para hacer propaganda y ideológica de género.

 

Javier Abad Chismol

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Javier Abad Chismol